¿Cordura?

En algunas personas el camino hacia la locura es lento y pedregoso; una bajada a los infiernos que dura años de pesadillas y torturas.

Para mí en cambio, fue un descenso vertiginoso en caída libre que terminó en un lecho de roca a velocidad terminal.

Dicen que de algo así uno no se recupera … seamos sinceros ¿quién quiere vivir totalmente cuerdo en un mundo como éste?